Como primer ensayo de este viaje por los recuerdos, me remontaré a septiembre de 2012. El lluvioso día que me casé. Entre la lista de invitados figuraba mi tío Onofre. Invitado imprescindible en el convite. Con el degusté mi primera botella de Valbuena en el año 1997. Recuerdo la impresión de aquel cristal verdoso y frío entre mis manos; requería ser asido como un bebé recién nacido. Con la firmeza que evitara una impensable caída y con la extrema suavidad de tener lo más frágil en tus manos.
El rezo luminoso en blanco y negro de su etiqueta «Vega sicilia. Unico 1987» , junto con el asome del liquido nebuloso, terrizo, tras el color verde del cristal en su cuello fueron una imagen que hoy recuerdo con el impacto de las palabras de mi tio Onofre diciendo con una suavidad atronadora:  -Ábrelo.
Y lo abrimos. Un día cualquiera, sin nada que celebrar, en una ocasión sin una historia que justificase que nuestro vega-sicilia debia despertar de su reposo. En la mesa unas rebanadas de pan moreno, unos embutidos de hipermercado y una tortilla de patatas sobre un mantel floreado de los años 80. Casi un insulto para el caballero andante de la tradición riberense del duero.
El 1 de septiembre del 2012, al anochecer, en mi día de boda, maridando con la felicidad una lágrima asomó recordando aquel caldo «Unico» del 87.
maggi-jaime506
Mi tio Onofre habia fallecido un mes antes de esa tarde, en que abrimos otro Vega Sicilia «Unico» del 85 que mi tío me dejó en herencia. Sabía a sal, a la sal de aquella lagrima que se mezclo entre las complejas montañas rusas de lácteos, humos y especias del anciano vino. Entró en boca, sin violencia, con amplitud inusitada, dejando medio segundo de cuenta atrás acuosa para estallar los siguientes segundos en aportes de frutas frías, melosas, de texturas de melocotón y frescuras boscosas. Matices que mutaban a seriedad que las maderas le tatuaron en cada una de las próximas bocanadas de aire que sucedieron a la primera irrupción. Mi tio Onofre, cual experto bodeguero, dió el matiz de redondez que faltaba.

VS unico 1985

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.